Prótesis creadas desde cero

Una prótesis dental, es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical, y repone tanto los dientes como las estructuras periodontales.

La falta de piezas dentales o problemas en la dentadura que requieren sustitución de las mismas pueden ser resueltos eficazmente gracias a las prótesis dentales fijas o removibles. Con resultados estéticamente perfectos y con las mismas funciones que las piezas originales, nos permiten hacer que tu sonrisa recupere su salud y su belleza.

Cuidado y Mantenimiento de su Prótesis Fija

La prótesis fija es una de las más cómodas, mejor toleradas y que menos problemas produce. Proporciona una masticación casi natural, y un habla y una estética muy adecuadas. La gran ventaja es que no hay que retirarla de la boca para limpiarla, y que no se mueve.
ADAPTACIÓN Y ACOSTUMBRAMIENTO
Al principio, se puede tener la impresión de que los dientes artificiales son demasiado grandes, pero esto desaparece al cabo de unos días. La pronunciación de algunos sonidos puede resultar un poco alterada, o presentar alguna pequeña dificultad, que se normaliza al cabo de unos días. Es probable que se muerda en las mejillas y lengua, por su tendencia a introducirse en los espacios donde faltan dientes, pero en poco tiempo aprenderá a evitarlo.
CUIDADOS EN EL DÍA A DÍA
Evite partir alimentos muy duros, como frutos secos con cáscara, partir mariscos, etc.(que tampoco deben morderse con los dientes naturales). La higiene de la boca y de la prótesis debe hacerse después de cada comida, y muy profundamente antes de acostarse.
HIGIENE
La limpieza debe hacerse con cepillo detal y pasta dentífrica fluorada (no de alta concentración de flúor, pues daña la cerámica). Entre los pónticos y la encía (donde de pueden acumular placa y algún resto de comida blanda que, al fermentar pueden producir halitosis (-mal aliento-), con una seda especial, provista de un extremo endurecido (de venta en farmacias), y en las troneras (espacios entre encías y dientes) y entre los dientes separados, con cepillos interdentales, deslizándolos hacia dentro y hacia fuera, o con la seda especial de extremo endurecido antes citada. Se recomienda el uso de un irrigador bucal, con o sin colutorio, en todos los casos de prótesis fija (consúltenos).
REVISIONES E INCIDENCIAS
Una vez cementadas definitivamente, las prótesis fijas deben revisarse por el dentista cada seis meses, para comprobar y poder corregir a tiempo la aparición de caries, inflamación de encías, movilidad dentaria, posibles descementaciones, ulceraciones, etc., y el estado y ajuste de la prótesis. Deberá acudir al dentista siempre que detecte cualquier tipo de anomalías.

Ventajas de las Prótesis Removibles

La prótesis removible es la prótesis perfecta para pacientes parcialmente edéntulos que se preocupan por una solución simple, estética y confortable. Tambien es una solución intermedia para pacientes esperando implantes.
  • Flexible pero irrompible
  • Extremadamente ligeras
  • Hipoalergénico, sin reacciones alérgicas
  • Translúcido y sin sabor
  • Resistente y fácil de limpiar
  • Hidrofóbicas, sin cambio de color
  • Estables en la boca
  • Puede ser combinado con metal o topes oclusales para reducir la resorción ósea
  • Duración de hasta 5 años limitado por la duración de los dentes acrílicos

Recomendaciones para Prótesis Removibles

  • Los primeros días, procure cerrar la boca y masticar con cuidado, para no morderse y no sobrecargar las encías y dientes doloridos.
  • Conviene que mastique suavemente alimentos blandos y no pegajosos, pasando poco a poco a comer productos de mayor consistencia.
  • Para tratar las heridas de las mordeduras (generalmente, muy dolorosas), puede utilizar colutorios, pomadas o geles calmantes y cicatrizantes.
  • Si tiene dolor intenso al morder o aparecen heridas, acuda inmediatamente a revisión.
  • Después de cada comida debe lavar las prótesis y la boca.
  • Las prótesis se deben limpiar, al menos una vez al día, con un cepillo especial para prótesis (de venta en farmacias) o un cepillo de uñas con cerdas de nailon, y un poco de pasta dentífrica o, mejor, jabón, para evitar la formación de sarro y el depósito de tinciones. Después, aclárelas muy bien con agua.
  • Para la limpieza de las partes metálicas pueden frotarse con un bastoncillo empapado en alcohol, hasta que la superficie quede brillante.
  • Quitar las prótesis para dormir, para que los tejidos descansen diariamente unas horas de la presión a que pudieran verse sometidos.
  • Conservar las prótesis en agua, a la que puede añadir pastillas desinfectantes comercializadas para ese menester.
  • Recuerde que es conveniente usar la seda dental para limpiar entre los dientes, y enjuagarse la boca con colutorios fluorurados, al objeto de prevenir la aparición de caries, sobre todo entre los dientes, donde el cepillo no limpia bien.
  • Es aconsejable masajear las encías, para mejorar su riego sanguíneo y prevenir en lo posible su reabsorción.